Autentificarse
Tema: Raíz > Arquitectura > Edificios > Edificios de Vigo > Sede da Xunta de Galicia en Vigo


Buscador:





URL: Xunta de Galicia (http://www.xunta.es/)
Arquitecto: Esteve Bonell e Josep M. Gil Guitart
Antigüedad: 1995

Dirección:
Xunta de Galicia
Rua Concepción Arenal 8
36201 Vigo
986 817 606


Ver más información

Documentos:

Fotografía:
Fachada principal del edificio de la Xunta en Vigo



URL:
Xunta de Galicia (http://www.xunta.es/)
Arquitecto: Esteve Bonell e Josep M. Gil Guitart
Antigüedad: 1995

Dirección:
Xunta de Galicia
Rua Concepción Arenal 8
36201 Vigo
986 817 606





Comentario:
Guía de Arquitectura de Vigo, 1930-2000
Fernando Agrasar Quiroga
isbn 84-85665-44-9

Como parte del resultado del concurso "Abrir Vigo ó Mar", en el que participó Esteve Bonell, entre otros importantes arquitectos se le asignó un área de trabajo que consistía, básicamente en la solución de un aparcamiento y un gran edificio institucional. Este edificio debía ser el fondo prespectivo de todo el eje de los jardines de Elduayen, estaba obligado a establecer un diálogo adecuado con las edificaciones que conforman la plaza de la Estrella y necesitaba ofrecer una visión que ayudara a ordenar y completar el frente marítimo de la ciudad.
El edificio institucional que para la Xunta de Galicia construyeron el estudio de los arquitectos catalanes Bonell y Gil es una única pieza en dos volúmenes, configurados a distintas escalas, que repite un mismo tema formal. Las dos piezas prismáticas ofrecen hacia la banda ajardinada, trazada en paralelo con el borde del mar, sus frentes de cristal hundidos en ángulo cóncavo, enmarcados por los cerramientos laterales de piedra y las cubiertas planas, que completan las cajas envolventes. Este espectacular gesto marca una acentuada direccionalidad que cierra el espacio ajardinado y señala el carácter público de la edificación dotándola de voluntad monumental.
Las fachadas laterales se cierran con una doble piel constituida, en su capa exterior, por una celosía de piedra, intercalada con un orden monótono de aberturas, tras la que se dispone una piel continua de cristal. Esta solución tan mediterránea se transforma, mediante la expresividad del material, en una solución adecuada para el paisaje y el clima de Vigo. La altura del edificio y su disposición de huecos, hacen que su visión desde el mar continúe y complete la masa de edificaciones residenciales, confundiéndose con ellas para, al variar el ángulo de observación, descubrir las dos fachadas plegadas que se abren y ayudan a conformar un gran espacio público en el que la arquitectura contemporánea señala la voluntad de la ciudad de abrirse al mar.




Por favor, danos tu opinión sobre este tema:

Autentificarse
Enviar un mensaje al administrador